¡Que levanten la mano los que leen el manual de instrucciones!

juguete-electrico

En los tiempos que corren, lo más probable es que nuestros niños tengan varios juguetes eléctricos o electrónicos. Juegan con esos juguetes, interactúan con ellos, los manipulan, transportan y almacenan, algo muy parecido a lo que hacemos nosotros como trabajadores con nuestros equipos de trabajo (equipos informáticos, máquinas, herramientas eléctricas, etc.).

Todos los trabajadores debemos tener acceso al manual de instrucciones que facilita el fabricante del equipo, en el que se advierte de los posibles riesgos en su utilización, cuál es la forma correcta de uso del equipo, los usos que están contraindicados, cómo debe mantenerse, almacenarse, si se debe utilizar algún tipo de protección individual como protectores auditivos, guantes, etc. Es decir, en el manual de instrucciones podemos encontrar la información más importante en cuanto a seguridad se refiere.

Sin embargo, aunque en algunos casos puede deberse a la falta de disponibilidad de este documento, son muchos los trabajadores que no lo leen, con la creencia de que no es necesario, que ya saben cómo utilizar el equipo y que si tienen alguna duda, ya irán probando…

Pero esta actitud, puede causarnos graves daños. Sólo un ejemplo, si utilizamos un aparato eléctrico en el exterior y comienza a llover, si ese aparato no tiene una protección especial, es posible que suframos una descarga eléctrica al tocarlo.

¿Seríamos más conscientes de la importancia de leer el manual de instrucciones de los equipos de trabajo, si desde niños estuviésemos acostumbrados a hacerlo con los de los juguetes?

Pues yo creo que es un hábito que se puede empezar a practicar desde la infancia y se me ocurren varias formas de ponerlo en práctica:

Antes de usar el juguete

  • ¡¡No tirar el papel o librito que acompaña al juguete!!
  • Leer en voz alta junto al niño las instrucciones que acompañan al juguete, al menos las más básicas y que podamos explicarle fácilmente.
  • Cuando el niño ya sabe leer, animarlo a que lea las instrucciones, si es un documento muy extenso, seleccionar nosotros las partes que nos parezcan más importantes y comentarlo con él.

Durante la utilización del juguete

  • Guardar en un lugar conocido los manuales de instrucciones de los juguetes, de manera que puedan ser consultados por niños y padres en cualquier momento.
  • Consultar en este documento la forma correcta de limpiar el juguete, cargar la batería, cambiar las pilas, etc.
  • Consultar los usos peligrosos del juguete: meterlo en agua, exponerlo al sol o dejarlo cerca de una fuente de calor, etc.

Cuando el juguete no funcione correctamente

  • Consultar las posibles causas de averías.
  • Consultar los establecimientos oficiales para su reparación.
  • Si decidimos deshacernos del juguete, consultar qué tipo de residuo es y dónde debemos llevarlo para su eliminación de forma segura.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s